¿Supiste lo que acaba de lanzar LagriHost? Sí, como lo estabas esperando, ahora vendemos Web Hosting y Dominios. Conoce más :)


Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Diga NO...con la tecnica del Sandiwch
#1
0
[Imagen: 208.jpg]

La manera en la que expresamos un desacuerdo o negativa, es crucial, tanto para quedar nosotros satisfechos, como para que la otra persona reciba un trato correcto.

Cada vez que digas “si” cuando en realidad no te apetezca, estarás debilitando tu estado emocional. Trata siempre de que tus acciones vayan en consonancia con tus pensamientos.
Todos tenemos el derecho de negarnos a cualquier cosa. Tu bienestar debe de ser siempre lo primero. Expresar lo que no quieres, te hará más fuerte emocionalmente.

LAS TRES CAPAS DEL SÁNDWICH

1. Mensaje positivo
2. Negativa o desacuerdo
3. Mensaje positivo

Ejemplo: Una muy buena amiga desea ir a un concierto. No tiene con quién ir y te sientes en la obligación de hacerle ese favor a pesar de que a ti ese grupo de música no te gusta nada, es más, te desagrada tanto el sitio como el grupo musical.
No deseas ir, pero no sabes cómo negarte y te sabe mal que se enfade o que no quiera ir sola y se pierda a su grupo favorito.
Usando la técnica del sándwich, tenemos que empezar dándole un mensaje positivo. Así antes de decir que no, estaremos suavizando la conversación y la otra persona estará activando su positividad antes de recibir la negativa.
No es lo mismo dar una negativa directa, que preparar el terreno de mensajes positivos. El receptor se lo tomará mucho mejor si antes hemos plantado semillas positivas.
Siguiendo con la técnica del sándwich y el ejemplo del concierto. Se podría empezar diciendo algo como:
Paso 1: Mensaje positivo: “gracias por comentarme lo del concierto, las veces que he ido contigo lo he pasado genial…”. De esta manera, estamos activando cosas positivas en la otra persona, la halagamos y mostramos que su compañía nos agrada

Así el siguiente paso que será la negativa, se tomará con menos negatividad que si hubiéramos dicho “no” directamente.
Paso 2: Negativa: “pero… resulta que ese grupo no me gusta nada, se me haría larguísimo el concierto y me agobiaría”. Ya hemos expresado lo que no nos apetece hacer y a continuación seguimos adornando la negativa.
Paso 3: Mensaje positivo: Seguro que encuentras a alguien para ir, ¿se lo has preguntado a…?. Terminamos con un mensaje también positivo. Además estamos intentando ayudar a la otra persona a que encuentre una solución.

Este tipo de negativas suelen ser bien recibidas. Si practicas, verás que decir "no" será más fácil que si no aplicas frases positivas entre la negativa.
Piensa en esas personas, que tienen una manera de negarse elegante, educada y siempre quedan bien. Seguro que usan una estrategia parecida. A veces se nace con la habilidad, pero también se puede aprender a base de práctica.

¿Tienes dificultades para decir NO?

Si alguien te pide algo y realmente no quieres hacerlo. ¿Lo realizas aunque luego te sientas mal, te enojes o no te apetezca?
Si en el trabajo te piden algo y consideras que no es de tu competencia o que no quieres hacerlo, ¿Lo haces sin tener en cuenta tus deseos y prioridades?
Antes de responder, analiza la situación. Antes de decir no a la petición de una persona, conviene que nos aseguremos bien que la hemos entendido adecuadamente y en caso contrario pedir que nos clarifique hasta que lo entendamos.
Piensa si quieres acceder o no, cuáles pueden ser las consecuencias a corto y largo plazo de acceder o rechazar la petición
Expresa la negativa de forma clara, breve y amable. Es mejor usar expresiones claras y firmes como: “Si”, “No”, “Lo he decidido” y no dar demasiados rodeos ni hablar más de la cuenta.
Si quieres acceder sólo bajo determinadas condiciones, conviene aclararlo. “Puedo prestarte mi ordenador cuando yo no lo necesite”.
En otras ocasiones, será mejor dar explicaciones de por qué no accedemos a una petición o expresar nuestros sentimientos: “Me sentiría mal si hago lo que tú me pides”; “Me gustaría decirte que sí pero me viene muy mal”.
Usa la empatía, reformulando su petición y coincidiendo en lo posible con sus argumentos o con su derecho de verlo así. “Comprendo que te gustaría mucho que te prestara mi coche, pero…”
Técnica del Sándwich. Expresar algo positivo inmediatamente antes y después de emitir el mensaje al que acompaña. Se aplica antes y después de rechazar la petición.
Ejemplo: Si un amigo te invita a cenar y no tienes ganas de ir, puedes responder: “Gracias por invitarme. Hoy no me viene bien, pero podemos quedar otro día”
Ofrece razones, no excusas. Hay que evitar las excusas ya que interfieren con una comunicación auténtica y con la expresión y defensa de nuestros derechos asertivos. La otra persona puede darse cuenta de que le mientes y puede desconfiar de ti o perderte el respeto.
Decir simplemente que no. Puedes dar explicaciones pero no estás obligado a hacerlo.
Reexaminar el problema y si lo crees adecuado puedes buscar un acuerdo o negociación.
Expresa una postura firme. “No quiero hacerlo, así que te agradecería que no me lo vuelvas a pedir”
Permanecer en silencio, ignorándole, o pasar a considerar otros asuntos.
Usa la técnica del disco rayado. Esta técnica, consiste en repetir de manera constante que no. A la hora de utilizarla hay que tener cuidado de no resultar exageradamente repetitivo.
Puede que al principio resulte complicado, pero sólo puedes descubrirlo empezando a practicar. ¿Te animás?


Y tú...., ¿has usado alguna vez la técnica del sándwich?


fuebte

Guiño  Gracias por comentar!  
Sonrisa

Muchas Gracias por tu buen comentario.

R o b e r t o

...con la vara que mides, serás medido!





Usuarios navegando en este tema:
1 invitado(s)


Forum software by © MyBB Theme © Kevinex & iAndrew 2018